Los republicanos presionan a los demócratas para que actúen mientras explota la huelga del UAW en Michigan

Los demócratas han dominado las elecciones estatales en los últimos ciclos: Biden ganó en 2020 y los demócratas recuperaron el control de la Legislatura estatal y la mansión del gobernador. El Partido Republicano está bastante desorganizado allí y el partido nacional no ha ganado un escaño en el Senado en Michigan desde 1994. Pero ahora ven una oportunidad potencial.

Es demasiado pronto para saber cuánto podría durar la huelga, pero ha aumentado la presión sobre Biden para que trabaje con ambas partes para llegar a un acuerdo antes de que 150.000 miembros sindicales en varios otros estados tomen medidas similares, con importantes consecuencias económicas.

En los próximos días y semanas, las campañas republicanas y los líderes de los partidos nacionales estarán atentos al status quo y a las encuestas, mientras determinan hasta dónde llegar en los ataques a la agenda de energía limpia de los demócratas, pero también contra el presidente, que está bajo ataque. . Se les acusa de no hacer lo suficiente para evitar la confrontación.

Sin embargo, ésta no es una línea de ataque clara ni fácil para los republicanos, que no apoyan explícitamente al sindicato.

El expresidente Donald Trump está compitiendo por el respaldo del UAW para su candidatura a la Casa Blanca en 2024. Trump, quien según Noticias de Detroit Considerando un viaje a Michigan, instó al sindicato a poner “la derogación total y completa del loco mandato de vehículos eléctricos de Joe Biden” en la parte superior de su lista de demandas. Su ex vicepresidente, Mike Pence, candidato a las elecciones de 2024, hizo una nota similar el domingo.

“También creo que esta agenda verde que utiliza el dinero de los contribuyentes para impulsar nuestra economía automotriz hacia los vehículos eléctricos está causando gran preocupación entre los miembros del UAW”, dijo en el programa “State of the Union” de CNN.

READ  Pequeños cambios, gran impacto: el regreso de los relojes sensoriales

Otros republicanos hicieron lo mismo, y un portavoz del Comité Senatorial Nacional Republicano criticó al demócrata de Michigan. Elisa Slotkin — la favorita demócrata para el escaño vacante en el Senado del estado — por su voto del jueves para permitir límites o prohibiciones en todo el estado a los automóviles que funcionan con gasolina como “la elección de su partido sobre Michigan”.

Entre los políticos republicanos de Michigan que han expresado su apoyo a la huelga se encuentran varios miembros de la delegación del Congreso, un importante candidato al Senado y otro potencial contendiente al Senado que fue él mismo un ex miembro del UAW.

“Una cosa que una huelga podría hacer es resaltar el conflicto que crea con los estadounidenses de clase trabajadora, y eso, en última instancia, podría ser muy beneficioso para los republicanos”, dijo Sol Anuzes, ex presidente del Partido Republicano de Michigan. “Como solía decir Rahm Emanuel: ‘Nunca dejaré que una crisis se desperdicie’”. Esta puede ser la crisis que requiere que muchos estadounidenses de clase trabajadora se sienten ahí y digan: “Estas izquierdas nos están tomando por sorpresa”. Políticas de ala que realmente no son “muy prácticas”.

La rotunda respuesta es un símbolo de la transformación en el Partido Republicano que se cultivó bajo Trump. En un Partido Republicano que tradicionalmente ha sido menos favorable a los sindicatos, muchos republicanos ven la huelga del UAW como una oportunidad para continuar el trabajo que Trump comenzó en 2016 para enfrentar a su partido contra estos trabajadores manuales en 2024.

Aunque los republicanos a menudo chocan con los líderes sindicales, el mensaje económico de Trump en 2016 resonó en un número inusualmente grande de votantes sindicales, lo que lo ayudó a capturar el Medio Oeste industrial. En cambio, su apoyo a los republicanos se fortaleció en estados indecisos como Ohio, Pensilvania, Michigan y Wisconsin.

READ  ERCOT emite un aviso de 'condiciones de red estrecha' a medida que llega el clima invernal en el norte de Texas - NBC 5 Dallas-Fort Worth

“Quiero decir, si miramos el condado de Macomb, que es el hogar de los demócratas de Reagan. Todos estos trabajadores sindicalizados en 2016 estaban descontentos con la política demócrata y pusieron a Trump en el cargo. dijo el republicano de Michigan Jason Watts, quien fue Fue removido de su cargo Como tesorero local del partido en Michigan después de romper públicamente con Trump en 2021.

Michigan será un campo de batalla en las elecciones de 2024. Con un escaño en el Senado abierto, varios escaños competitivos en la Cámara y una contienda presidencial disputada, muchos republicanos ambiciosos han actuado rápidamente para ponerse del lado de los trabajadores automotrices.

“Los trabajadores de la UAW se levantan temprano todas las mañanas y trabajan duro para ganarse la vida: esa es la forma de vida de Michigan. Mientras tanto, las élites costeras de la administración Biden se despiertan y se van al sofá donde trabajarán desde casa. Juan James (R-Mich.), quien ganó su escaño en 2022 por menos de 2.000 votos, en un comunicado.

Pecado. Deborah StabenowEl retiro les da a los republicanos la oportunidad de ganar una carrera por el Senado por primera vez desde 1994. Pero Michigan, un estado que Trump ganó en 2016 pero perdió en 2020, no está entre los principales objetivos del Partido Republicano.

“Los trabajadores del sector automotriz son importantes para nuestra economía y, después de años de compromisos, merecen un trato justo”, dijo el exrepresentante Mike Rogers, un republicano de Michigan que acaba de lanzar una campaña en el Senado.

Otro potencial candidato al Senado para la nominación republicana es el exjefe de policía de Detroit, James Craig, quien trabajó en una planta de Chrysler como su primer trabajo después de la escuela secundaria y también emitió un comunicado criticando la campaña de vehículos eléctricos de Biden.

READ  El consejo número uno para comenzar un negocio secundario, de mamás que ganan miles de dólares en ingresos pasivos

Craig dijo en una entrevista que la huelga lo hace más propenso a postularse para un escaño vacante en el Senado y que los republicanos deben alejarse de posiciones antisindicales.

Y añadió: “Algunos lo entienden y otros no”. “Hay algunos republicanos del viejo establishment que siempre lo han hecho de cierta manera y que se resisten al cambio”.

Dijo: “Seré un candidato de los trabajadores porque soy un trabajador”.

Esta cuestión no significa que los republicanos se hayan convertido repentinamente en el partido de los trabajadores. La Cámara de Comercio, que históricamente se ha puesto del lado de los republicanos, criticó las políticas de la administración Biden, calificándolas de “sindicalización a toda costa” para poder hacer huelga.

Aunque Trump ha hecho propuestas a los miembros del sindicato, el liderazgo sindical sigue estrechamente alineado con el Partido Demócrata, y los republicanos no discuten específicamente los salarios o el costo de la vida en sus manifiestos, temas de suma importancia para los miembros del sindicato.

Watts dijo que el acercamiento del partido a “la gente de la Unión Demócrata de Trump está en un borde peligroso”.

“No se puede presionar demasiado”, dijo. “Pero siempre intentaremos convertir o traer miembros del gremio a la tienda”.

Olivia Beavers y Ursula Perano contribuyeron a este informe.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio