¿Has perdido tu magia de Aurora? Es probable que la aurora boreal vuelva a ser visible y la NASA confirma una nueva tormenta solar esta semana

Días después de que una poderosa tormenta geomagnética azotara la Tierra, los científicos espaciales están considerando la posibilidad de otra tormenta esta semana. Según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE. UU. (NOAA), existe un 60% de posibilidades de que otra tormenta solar golpee la Tierra el martes o incluso el miércoles (probabilidad más baja). Nuevas previsiones han aumentado la posibilidad de ver más auroras boreales en diferentes partes del mundo.

La página de redes sociales de la NASA, que rastrea específicamente las actividades relacionadas con el sol, confirmó una erupción de llamarada solar el 13 de mayo, con posibilidad de impactar la Tierra. ¡Otra erupción solar M6.6 estalló el lunes 13 de mayo (no tan fuerte como algunas de las otras llamaradas que vimos la semana pasada, pero seguro que es bonita!) Esta semana, respondemos preguntas frecuentes sobre tormentas solares y su impacto en la Tierra. ¡¡Estén atentos!!”, dijo la agencia espacial estadounidense en una publicación en el sitio web X.

La aurora boreal, o “aurora boreal”, es una luz natural mágica que se produce principalmente en las regiones polares. Estos asombrosos fenómenos ocurren cuando las partículas cargadas emitidas por el sol, conocidas como viento solar, interactúan con el campo magnético y la atmósfera de la Tierra.

Tormentas solares y auroras boreales

Las tormentas geomagnéticas o solares ocurren cuando el Sol libera repentinamente energía, como una eyección de masa coronal (CME). Las partículas cargadas del Sol llegan a la Tierra e interactúan con su campo magnético, interrumpiendo potencialmente las comunicaciones, la red eléctrica, la navegación, la radio y las operaciones satelitales.

READ  Persiguiendo el eclipse con cohetes sonda y aviones de gran altitud

La intensidad de las tormentas solares se mide en la escala G, o escala de tormentas geomagnéticas. Esta escala varía de G1 a G5, y cada nivel representa diferentes niveles de actividad geomagnética. Por ejemplo, una tormenta G1 podría provocar fluctuaciones menores en las redes eléctricas, mientras que una tormenta G5 podría provocar cortes generalizados de energía y de comunicaciones por satélite.

El 10 de mayo, la Tierra fue azotada por una tormenta solar G5 después de más de dos décadas. A esta intensa actividad geomagnética le siguieron observaciones de auroras boreales en diferentes partes del mundo. La conexión entre estos eventos es que las tormentas solares pueden hacer que el campo magnético de la Tierra se vuelva más activo, lo que lleva a una mayor aparición de auroras boreales. Si más tormentas solares llegan a la Tierra, los entusiastas del espacio pueden esperar vislumbrar estas increíbles exhibiciones de luz natural.

¡Abre un mundo de beneficios! Desde útiles boletines informativos hasta seguimiento de inventario en tiempo real, noticias de última hora y un suministro de noticias personalizado: ¡todo está aquí, a solo un clic de distancia! ¡Inicia sesión ahora!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio