El embajador de Azerbaiyán los armenios “decidieron abandonar la región”

Ante la salida de los armenios de la región de Nagorno-Karabaj, la embajadora de Azerbaiyán, Leila Abdulleva, fue llamada al plató de BFMTV, afirmando que “es la voluntad del pueblo no quedarse”.

En cuestión de días, 93.000 personas, o tres cuartas partes de los 120.000 ciudadanos oficiales de la región de Nagorno-Karabaj, huyeron de sus hogares, dijeron funcionarios armenios. Hovhannès Gevorgyan, representante de Nagorno-Karabaj en Francia, invitado al programa de BFMTV este sábado por la noche, habla de “genuino genocidio”. En la misma meseta, la embajadora de Azerbaiyán en Francia, Leyla Abdulleva, se niega.

“No se trata de una limpieza étnica, no se puede acusar a Azerbaiyán de cosas infundadas”, exclama, afirmando que “es hora de deshacerse de las mentiras”.

Según él, la salida de los armenios de este territorio es “la voluntad del pueblo de no quedarse”. “No fueron obligados” a irse.

El día después de que se anunciara la disolución de la autoproclamada república separatista, “la gente decidió abandonar la región de Nagorno-Karabaj”, confirma Leila Abdulleva, quien recuerda que la región es “una tierra soberana” de Bakú. Comunidad internacional.

El representante de Nagorno-Karabaj en Francia respondió a sus comentarios: “9 de cada 10 personas abandonan sus campos, sus hogares, para el resto de sus vidas, no porque les guste hacer senderismo, conducir o viajar en grupo. Una razón triste. Una razón llamada la dictadura de Azerbaiyán.”

Miedo a represalias

“El hecho es que el gobierno de Azerbaiyán ha pedido a los residentes armenios de Nagorno-Karabaj que no abandonen su lugar de residencia”, añade el embajador.

READ  Los casos de tuberculosis brotan debido a la infección del gobierno

Los armenios dicen que temen represalias: la región predominantemente cristiana, que se separó de Azerbaiyán, de mayoría musulmana, tras el colapso de la Unión Soviética, ha resistido a Bakú durante más de tres décadas.

Los armenios “huyen de la muerte”, afirma Hovhannes Gevorgyan.

El embajador de Azerbaiyán en Francia, por su parte, subraya que “es normal que haya falta de confianza entre los dos pueblos”, porque estamos saliendo de tres años de hostilidades.

“No vamos a cambiar la situación de la noche a la mañana”, afirma.

Se planean negociaciones

“Propusimos mantener un diálogo con los armenios de Nagorno-Karabaj. Ya hemos celebrado reuniones entre representantes de los armenios de Nagorno-Karabaj y la autoridad central de Azerbaiyán para mejorar la comunicación y la resolución de problemas”, detalla Leyla Abdullayeva.

Las conversaciones entre funcionarios azerbaiyanos y responsables del enclave están previstas para el lunes en Stepanakert, informó AFP.

Sin embargo, Francia lamentó este sábado que Bakú no haya aceptado “enviar una misión de evaluación humanitaria a Nagorno-Karabaj” de Naciones Unidas.

“Nadie cree en la posibilidad de que dos comunidades vivan juntas. Ni los armenios ni los azeríes están preparados para esta opción”, dijo a la AFP Bayram Balsi, investigador de Sciences Po en Francia.

La autoproclamada república separatista de Nagorno-Karabaj anunció su disolución el 1 de enero de 2024, después de la guerra relámpago liderada por Bakú, que mató a casi 600 personas, y se rindió el 20 de septiembre.

Artículos importantes

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio