El abogado de Young Thug está detenido por desacato al tribunal y condenado a prisión en el caso de Georgia

ATLANTA – El juez que supervisa el caso penal de extorsión contra Young Thug ordenó que el abogado principal del rapero de Atlanta fuera detenido el lunes y acusado de desacato al tribunal después de que acusó al juez y a los fiscales de una reunión inapropiada con un testigo clave en el caso.

Los agentes del sheriff del condado de Fulton escoltaron a Brian Steele, un destacado abogado defensor penal de Atlanta, fuera de la sala del tribunal después de que confrontó al juez del Tribunal Superior del condado de Fulton, Oral Glanville, sobre una reunión privada que el juez y los fiscales tuvieron el lunes por la mañana con Kenneth Copeland, el presunto cómplice de Young. Mira a un asesino en serie y protagoniza el caso de conspiración de pandillas.

Al acercarse al estrado después de un descanso por la tarde, Steele le dijo al juez que una fuente anónima le había proporcionado detalles de la reunión entre Glanville, los fiscales y Copeland, un testigo jurado que fue encarcelado el viernes por desacato después de negarse a testificar en el caso.

Steele Copeland supuestamente confirmó su negativa a testificar durante la reunión del lunes y que Glanville y los fiscales le dijeron a Copeland que podría ser encarcelado hasta el final del juicio si se negaba a cooperar. Dijo que la conversación llevó a Copeland a cambiar de opinión y subir al estrado como testigo el lunes.

“Si eso es cierto, esto es coerción, intimidación de testigos y comunicaciones unilaterales a las que tenemos derecho constitucional”, dijo Steele a Glanville.

“¿Cómo obtuviste esta información? ¿Quién te la dijo?” “, Exigió Glanville.

Cuando Steele se negó a revelar su fuente, alegando que violaba las protecciones entre abogado y cliente y el privilegio de “producto del trabajo”, Glanville ordenó que se le detuviera por desacato penal.

Posteriormente, el juez permitió que Steele regresara a la sala del tribunal mientras continuaba el proceso, pero dijo que lo encarcelaría si no revelaba su fuente. “Te detendrán hoy a las cinco en punto o cuando hayamos terminado si no me lo dices”, advirtió Glanville.

READ  “El juramento de los poetas torturados” sale a medianoche. Lo que saber del último álbum de Taylor Swift

El lunes por la noche, después de escuchar los argumentos de los abogados de Steele, Glanville condenó a Steele a 20 días en la cárcel del condado de Fulton, una sentencia que se le ordenó cumplir los fines de semana a partir del viernes. Steele pidió al juez que le permitiera cumplir ese tiempo en la cárcel del condado de Cobb, donde se encuentra detenido Young Thug, y no en la cárcel del condado de Fulton, que Glanville dijo que consideraría.

Glanville no hizo comentarios desde el tribunal sobre el fondo de las acusaciones, aunque les dijo a Steele y a su co-abogado, Keith Adams, que alguien les dio información falsa y argumentó que quien filtró la información violó el privilegio abogado-cliente.

“Les digo que en este momento no se ha ofrecido ni dicho nada ni nada esta mañana”, dijo Glanville. El juez rechazó varias solicitudes de los abogados defensores para anular el juicio y también se negó a proporcionar una transcripción inmediata de la reunión, a pesar de la presencia de un taquígrafo judicial.

Adrian Love, fiscal adjunto del condado de Fulton y fiscal principal del caso, también negó haber actuado mal y explicó para que conste en acta que la reunión entre el juez, los fiscales y Copeland se celebró para abordar la demanda por desacato contra Copeland.

Estos dramáticos acontecimientos se produjeron mientras el juicio por extorsión contra Young Thug, cuyo nombre real es Jeffrey Lamar Williams, avanzaba a un ritmo extremadamente lento, empañado por problemas con el jurado y los testigos y otros disturbios diarios que envolvieron al alto perfil liderado por el condado de Fulton. ensayo. Abogada Fanny T. Willis (D).

El juicio de Young Thug es uno de los dos casos de extorsión criminal de alto perfil liderados por la oficina de Willis. El verano pasado, el veterano fiscal presentó cargos contra el expresidente Donald Trump y más de una docena de asistentes, alegando que conspiraron criminalmente para tratar de revertir la derrota electoral de 2020 de Trump en Georgia.

Ese caso ahora está en un callejón sin salida, con Trump y otros apelando la decisión de un juez que permitió a Willis continuar procesando el caso en medio de quejas de que ella tuvo una relación romántica inapropiada con el exfiscal principal del caso.

READ  El álbum de Wu-Tang Clan 'Once Upon a Time in Shaolin' se reproducirá en Tasmania

Young Thug y otros 27 asociados fueron acusados ​​en mayo de 2022 como parte de una amplia acusación del gran jurado que alegaba que el rapero y sus asociados eran miembros de una violenta pandilla callejera criminal en Atlanta.

Los fiscales afirmaron que Young Thug era el jefe de la pandilla, conocida como YSL o Young Slime Life, y lo acusaron de extorsión criminal y cargos de pandilla, mientras que otros fueron acusados ​​de otros delitos violentos, incluidos asesinato e intento de robo a mano armada.

Los abogados de Young Thug respondieron afirmando que YSL es simplemente un sello discográfico y atacaron a los fiscales por presentar las letras de Young Thug como prueba en el juicio, argumentando que sus canciones eran meramente una expresión artística y no un relato literal de actos criminales.

Muchos de los acusados ​​en el caso finalmente se declararon culpables o sus casos fueron desestimados. Actualmente está en curso el juicio de Young Thug y cinco de sus presuntos cómplices, que se ha caracterizado por persistentes retrasos.

La selección del jurado comenzó en enero de 2023, seguida de los discursos de apertura el 27 de noviembre, más de 10 meses después. El lunes marcó el día 88 de testimonios, con los fiscales a menos de la mitad de su lista propuesta de testigos. Ya es el juicio penal más largo en la historia de Georgia, y algunos abogados defensores advierten que el proceso podría durar hasta 2025.

Mientras el drama continuaba el lunes, Glanville, quien ha enfrentado intensas críticas por su manejo del juicio, se negó a detener el proceso, acusando al abogado defensor de tratar de “chantajear al tribunal” al negarse a seguir adelante hasta que se resuelva la cuestión de lo sucedido. resuelto entre los tribunales. El juez, los fiscales y Copeland fueron disueltos. Glanville dijo que no abordaría el caso hasta que Steele identificara su fuente, a lo que el abogado se negó repetidamente.

READ  Tienes algo en mente - New York Times

Cuando Glanville ordenó su detención, Steele se levantó tranquilamente y se quitó la chaqueta y la corbata. Luego se acercó al estrado y le dijo al juez que estaba violando los derechos de su cliente. “Me están destituyendo contra mi voluntad, mi voluntad, y lo están privando de su derecho a tener un abogado”, le dijo Steele al juez antes de ser escoltado fuera de la sala del tribunal.

En un momento, Love, el fiscal principal, presionó a Glanville para que permitiera a Steele regresar a la sala del tribunal, una señal de lo mucho que está en juego en un caso que ha generado un intenso escrutinio por parte de todos los involucrados, incluidos el juez y Willis, por quien ha sido criticado. . Una decisión de perseguir los extensos casos de extorsión con múltiples acusados.

Los acontecimientos conmocionaron a la comunidad jurídica de Atlanta. Un grupo de abogados defensores penales se reunieron frente al tribunal el lunes por la noche en solidaridad con Steele, incluida Ashley Merchant, una abogada del área de Atlanta que dirige la Asociación de Abogados Defensores Penales del estado y compareció ante el tribunal para representar a Steele en el caso de desacato.

La esposa de Steele, Colette Resnick Steele, también abogada, presentó un aviso de intención de apelar la orden de desacato contra su marido, aunque Glanville argumentó que Steele no tenía derecho a una apelación ni siquiera a una audiencia de fianza.

“Él tiene el debido proceso que va a recibir”, dijo Glanville. Ordenó que Steele fuera encarcelado, pero dijo que levantaría la orden de desacato si Steele revelaba su fuente.

Chris Timmons, ex fiscal de distrito de Atlanta que conoce a Steele desde hace años, dijo que estaba sorprendido por lo que sucedió el lunes. “Brian es uno de los abogados más éticos que conozco. Es respetuoso. Es educado y es una locura menospreciarlo”, dijo Timmons. “Esto está fuera de lugar”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio