septiembre 29, 2022

Estrelladastv

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

Para que el ruibarbo forzado crezca en la oscuridad, la primavera llega en enero.

Publicado el miércoles 19 de enero de 2022 a las 6:05 p. m.

En la oscuridad, Robert Tomlinson recoge tallos llamados ruibarbo “forzado” a la luz de las velas. Durante cuatro generaciones, a pesar de amenazas como el calentamiento global, su familia ha mantenido esta tradición en el norte de Inglaterra.

En el granero de la granja familiar en Butsey, cerca de Leeds, cientos de plantas de color rosa brillante se encuentran en el techo.

La temperatura es de unos 14 grados y está casi completamente oscuro.

Solo el sonido de los tallos (tallos) removidos por un gesto profesional casi perturba la paz religiosa.

Con esta suave brisa, Robert Tomlinson, de 41 años, se recuesta entre sus compulsivas plantas de ruibarbo, beneficiándose de una apariencia protegida (PDO).

También hay una explicación para la oscuridad: “En ausencia de luz, la planta no puede producir clorofila y el azúcar va al tallo en lugar de a la hoja, por lo que se obtienen tallos suaves y dulces”.

Otra ventaja: el ruibarbo obligatorio se cosecha en invierno cuando hay algunas frutas y verduras frescas.

En los puestos, se cultivará al aire libre y se venderá a un precio superior al de su prima, que no se recogerá antes de mayo.

Antes de pasar unas semanas en el refugio, el forzado ruibarbo estuvo a la intemperie durante dos años.

Una vez dentro, los tallos crecerán en unas pocas semanas.

“Realmente los escuchas crecer, es + como pops +”, explica Robert Tomlinson, que vive en un rincón de Yorkshire, apodado el “Triángulo del ruibarbo” por la concentración de los productores.

READ  Socialdemócratas, Liberales y Verdes anunciaron el acuerdo inicial para formar gobierno

– Redescubrimiento –

Su abuelo comenzó a cultivar esta planta en Asia y Rusia a fines de la década de 1880.

Hasta la década de 1960, su sabor agrio era popular entre los ingleses. Luego pasó de moda y se enfrentó a una menor demanda, que muchos fabricantes desecharon en pedazos.

Antes más de 200, ahora solo diez.

Pero en los últimos años, chefs como Tom Sensei, que supervisa la entrega en 26 Cranes y Stony Street, dos restaurantes de Londres, han redescubierto el producto.

“La cantidad de recetas es infinita”, describe, agregando unas rodajas de jugo de naranja y un poco de jengibre, antes de dorarse.

En comparación con este chef, “es un poco más dulce” que el ruibarbo de corral que es “fibroso”. No duda en combinarlo con pescado o pato.

El ruibarbo obligatorio está disponible en bebidas que van desde refrescos con sabor a ginebra hasta vino espumoso o jarabe.

Este renovado interés permitió a Robert Tomlinson superar la epidemia sin mayores daños, a pesar de que los restaurantes habían estado cerrados durante algún tiempo.

Después de almacenar en bolsas rojas y amarillas etiquetadas como “Harpinger” (variedad cultivada), exporta sus productos “por todo el país”, pero también a “París, Berlín, Zúrich y Nueva York”. Orgullo.

Como la demanda ha aumentado en los últimos años, el Brexit ha complicado sus exportaciones a Europa, que ahora son más caras.

La producción requiere “mucho trabajo” y “es difícil encontrar gente para hacer eso”, dijo, solo ayudado por su esposa Paula. Los fines de semana, sus dos hijos, de 13 y 14 años, les dan la mano.

Otro desafío: el calentamiento global provoca inviernos templados.

READ  Según medios italianos, un niño de 1 año cruzó solo el Mediterráneo

“Antes, la temporada empezaba mucho antes que hoy. El cambio climático la ha retrasado un poco”, explica Robert Tomlinson. Este es un problema “porque (las plantas) necesitan estar frescas en el otoño para recuperar energía antes de cubrirlas”.

A pesar de estos peligros, el proceso se ha mantenido igual desde la época de su abuelo.

“El método de cultivo casi no ha cambiado desde entonces porque no hay otra manera. Así que a la luz de las velas, recogeré a mano”.