mayo 18, 2022

Estrelladastv

Información sobre Argentina. Seleccione los temas sobre los que desea obtener más información en Corsa Online

“Mi madre me dice que tienen miedo de que los olvidemos”.

Un residente de Mariupol (Ucrania) dejó su casa destruida por un bombardeo ruso el 24 de febrero de 2022.

Diecinueve días después del inicio de la invasión rusa de Ucrania, la remota ciudad portuaria de Mariupol sufre uno de los peores asedios en décadas. El ayuntamiento anunció el domingo 13 de marzo que más de 2.180 residentes ya han sido asesinados en la ciudad del sureste de Ucrania. “Los ocupantes están destruyendo brutal y deliberadamente edificios residenciales, áreas densamente pobladas, hospitales infantiles e infraestructura urbana.Ella lo regañó. En veinticuatro horas, encontramos 22 bombardeos. Ya se han lanzado 100 bombas sobre Mariupol. Desde el comienzo de la guerra, el 24 de febrero.

Ante la falta de un acuerdo humanitario de emergencia, advirtió el domingo el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). “Mala situacion”. “La historia juzgará con horror lo que sucederá en esta ciudad si no se llega cuanto antes a un acuerdo entre las partes. ⁇ Mariupol es una ciudad estratégica cercana a Crimea, que fue anexada por Moscú en 2014, y el Donbass (este) que lucha contra los separatistas prorrusos.

Muchos intentos de proporcionar asistencia humanitaria han fracasado hasta ahora. Un nuevo convoy de sacerdotes ortodoxos llegará con 100 toneladas de agua, alimentos y medicinas, anunció el domingo el presidente de Ucrania, Volodymyr Zhelensky. A pesar del frío, el hambre, la sed, los cortes de energía, las comunicaciones rotas y los bombardeos incesantes, los residentes aún intentan sobrevivir tanto como pueden.

“En la ciudad, nadie cree que sobrevivirá”.

Alexander, 35, de Mariupol. Ahora establecido en el oeste de Ucrania, puede comunicarse con sus padres, de 63 y 58 años, quienes a veces se quedan atrapados en la ciudad. El ucraniano y su padre, que quiere permanecer en el anonimato por razones de seguridad, testificaron por teléfono. El mundo.

“Milagrosamente, a veces puedo comunicarme con mis padres, quizás porque tienen un teléfono viejo. Lo que dicen es alucinante. Dice la madre entre lágrimas mientras la comida sobrante se cocina en el fuego de la calle entre las bombas. Pero esto es muy raro porque son bombardeados constantemente.

La reserva de agua está casi agotada. La gente se muere de hambre y sed. Afuera ahora hace -8 grados, con una temperatura máxima de 10 grados en los edificios de apartamentos. Las personas han sobrevivido durante doce días y nadie ha prometido liberarlas. En la ciudad, nadie cree que sobrevivirá.

Deberías leer el 49,89% de este artículo. Los siguientes son solo para suscriptores.

READ  Joe Biden insulta a un periodista