Los niños pequeños usan la lógica antes que el lenguaje

resumen: Los niños pequeños de tan solo 19 meses muestran un pensamiento lógico normal, independientemente del conocimiento del idioma. Esta capacidad, que se manifiesta como exclusión por eliminación, permite a los niños pequeños sacar conclusiones sobre verdades desconocidas excluyendo imposibilidades conocidas.

Al analizar los patrones de movimiento de la mirada en las pruebas, descubrieron este proceso de pensamiento innato. El estudio tampoco encontró diferencias significativas entre niños pequeños bilingües y monolingües, lo que indica que este razonamiento no depende de la experiencia lingüística.

Hechos clave:

  1. Los niños pequeños, a partir de al menos 19 meses de edad, muestran un razonamiento lógico normal que opera independientemente de su conocimiento del lenguaje.
  2. La estrategia dominante utilizada por los niños pequeños es la “exclusión por exclusión”, que elimina opciones conocidas para llegar a conclusiones desconocidas.
  3. Las pruebas de investigación no han encontrado diferencias significativas en las capacidades de razonamiento de los niños pequeños bilingües y monolingües, lo que indica la universalidad de esta habilidad cognitiva temprana.

fuente: UPFBarcelona

¿Cómo aprendemos a hablar en la infancia o cómo adquirimos conocimientos sobre el mundo que nos rodea? Las interacciones sociales de los niños pequeños en su entorno social y familiar y en las escuelas ayudan a explicar esto, pero no son los únicos factores involucrados.

El pensamiento lógico natural, que se manifiesta desde muy temprana edad y no depende del conocimiento del lenguaje, también facilita el proceso de aprendizaje, según un estudio del Centro de Cerebro y Cognición de la UPF, cuyos resultados se publicaron el viernes 9 de septiembre. 1, en la revista Biología actual.

El estudio analiza la importancia de dos estrategias infantiles para afrontar la incertidumbre: el apego y la exclusión (o desapego). Crédito: Noticias de neurociencia

El estudio se centra en una cuestión que sigue generando controversia entre los neurocientíficos: si los niños que aún no han aprendido a hablar (o no han desarrollado el habla) son capaces de realizar razonamientos lógicos.

Esta innovadora investigación muestra que este razonamiento lógico natural ha estado presente desde al menos los 19 meses de edad, no depende del conocimiento del lenguaje y se desarrolla principalmente a través de una estrategia de exclusión por exclusión.

Es decir, si los niños pequeños se encuentran con una realidad desconocida, intentarán analizarla y sacar algunas conclusiones sobre ella descartando opciones que no son posibles, según su nivel de conocimiento en ese momento.

Los resultados del trabajo se presentan en el artículo titulado El alcance y el papel de la elicitación en la cognición infantil.Escrito por Kinga Anna Bohos, Nicolò Cezana Arlotti, Ana Martín Salguero y Luca Lorenzo Bonatti. El investigador principal, L. Bonatti (ICREA), es director del Grupo de Investigación en Cognición e Inferencia Infantil (RICO) del Centro de Cerebro y Cognición (CBC) de la UPF. Kinga Anna Bohus (autora principal) también pertenece al grupo. norte. Cesana Arlotti y Ana Martín Salguero, anteriormente asociadas al CBC de la UPF, trabajan actualmente como investigadoras en la Universidad de Yale (EE.UU.) y en la École Normale Supérieure de París.

READ  Un estudio revela cómo los antiguos humanos sobrevivieron a la extinción climática hace 900.000 años

Los niños pequeños suelen resolver dudas descartando opciones imposibles según el nivel de conocimientos que tengan en cada momento

El estudio analiza la importancia de dos estrategias infantiles para afrontar la incertidumbre: el apego y la exclusión (o desapego). La primera estrategia significa que los niños pequeños que escuchan una palabra nueva que puede referirse a dos objetos desconocidos que pueden ver, asocian mentalmente el término con cada uno de ellos. Luego, asociaron el término con el objeto que mejor se adaptaba a ese nombre.

La segunda estrategia (exclusión) explica cómo un niño puede aprender una nueva palabra mediante el razonamiento lógico excluyendo alternativas. Por ejemplo, si ven dos objetos (A y B) y escuchan un término desconocido que saben que no es A (porque saben el nombre de A), especificarán que es el nombre de B. Ésta es la estrategia predominante, según los resultados del estudio.

Dos experimentos para analizar la lógica natural de los niños pequeños con objetos y términos conocidos y desconocidos

El equipo de investigación realizó dos experimentos diferentes, el primero con 61 niños monolingües (26) y bilingües (35) de 19 meses y el segundo con 33 (19 monolingües y 14 bilingües). El análisis de cada grupo fue fundamental para determinar si los procesos inferenciales dependían de la experiencia lingüística.

En el primer experimento, a los participantes se les mostraron dos objetos, que debían asociar con una de las palabras que habían escuchado, a través de varias pruebas. En la primera prueba, tenían que fijarse en dos cosas que conocían (por ejemplo, una cuchara y una galleta), y cuando escuchaban un término (por ejemplo, una cuchara), asociarlo con una de ellas.

En la segunda prueba, a los niños se les mostró algo que sabían (p. ej., una manzana) y un objeto con el que no estaban familiarizados (p. ej., un carburador), y escucharon la palabra correspondiente al objeto conocido (p. ej., manzana), que Tuvo que identificarse.

READ  ¿Los opuestos se atraen, los gustos se repelen? Los científicos anulan el principio básico de la física

La tercera prueba fue igual que la segunda, excepto que la palabra escuchada correspondía a la palabra desconocida (por ejemplo, carburador).

En el segundo experimento se utilizaron dos objetos u objetos animados (por ejemplo, un paraguas y una imagen de un niño), cada uno asociado a un sonido. Luego se taparon los dos cuerpos para que el infante no pudiera verlos y se colocó a uno de ellos en una taza.

Cuando estaban expuestos, el niño sólo podía ver uno de los dos objetos y tenía que adivinar, mediante puntos suspensivos, cuál estaba en el cristal.

En una prueba posterior (con los dos objetos cubiertos y sin cambiar su posición), el bebé escuchó el sonido asociado a uno de ellos y analizó si miraba en la dirección correcta del objeto.

En todas estas pruebas, se evaluaron sus patrones de movimiento de la mirada. Por ejemplo, al inferir por exclusión, los niños pequeños miran algo “A” y, si excluyen a qué se refiere el término que escucharon, dirigen su mirada hacia “B”. Esto se conoce como estrategia de doble control.

No hubo diferencias relevantes en el razonamiento de niños pequeños monolingües y bilingües

La autora principal de la investigación, Kinga Anna Bohus, resume así los principales hallazgos del estudio: “Estudiamos la existencia del concepto de separación lógica en bebés de 19 meses de edad. En la tarea de mapeo de referencias de palabras, tanto los bebés bilingües como los monolingües muestran un patrón de escrutinio oculomotor que previamente se había encontrado como un sello distintivo del pensamiento disociativo en adultos y niños.

En definitiva, los resultados del estudio demostraron que no existen diferencias estadísticamente significativas entre el pensamiento lógico de los niños monolingües y bilingües, lo que confirma que no depende del conocimiento lingüístico. Este pensamiento lógico normal puede estar presente antes de los 19 meses, aunque no hay suficiente evidencia científica que demuestre su presencia en edades tan tempranas.

Acerca de las noticias sobre investigación del neurodesarrollo

autor: Gerard Val Lovera Calmette
fuente: UPFBarcelona
comunicación: Gerard Val-Loveira Calmette – UPF Barcelona
imagen: Imagen acreditada a Neuroscience News.

Búsqueda original: Acceso cerrado.
El alcance y el papel de la elicitación en la cognición infantil.Escrito por Kinga Anna Bohus et al. Biología actual


un resumen

El alcance y el papel de la elicitación en la cognición infantil.

READ  Los científicos han descubierto patrones solares que podrían ayudar a comprender el clima espacial

Reflejos

  • Aparecen signos de inferencia lógica cuando los niños de 19 meses encuentran referencias a palabras nuevas
  • Su presencia en palabras y referencias familiares indica un gran recurso a la lógica.
  • Los niños difunden la inferencia por elipsis también en tareas de identificación de objetos
  • En la etapa de cognición temprana, los cálculos lógicos apoyan el aprendizaje al reducir la incertidumbre.

resumen

Los orígenes de la capacidad humana para el razonamiento lógicamente organizado siguen siendo un misterio. Los estudios de adultos jóvenes, que pueden ser particularmente útiles, arrojan resultados contradictorios. Los bebés parecen ser capaces de generar hipótesis contrapuestas y observar la certeza o probabilidad de resultados individuales, lo que indica la presencia de un lenguaje intelectual claro.

Sin embargo, a veces los niños pequeños e incluso los niños de tan solo 4 años fracasan en tareas que parecen requerir las mismas habilidades de actuación. Una de las pruebas básicas de la existencia de habilidades lógicas es el concepto de disociación como medio para concebir posibilidades alternativas y de disociación disociativa como medio para cultivarlas.

Aquí documentamos su amplia presencia en bebés de tan solo 19 meses. En la tarea de referencia de palabras, tanto los bebés bilingües como los monolingües muestran un patrón de escrutinio oculomotor que anteriormente se consideraba un sello distintivo del pensamiento disociativo en adultos y niños, lo que demuestra que el inicio del razonamiento no depende críticamente de la experiencia del lenguaje.

El patrón surge cuando los objetivos son nuevos, pero también cuando las cosas y las palabras se conocen, aunque probablemente aún no estén depositadas en un léxico maduro. El razonamiento disociativo también aparece en la tarea no lingüística de búsqueda de ubicación y no está impulsado por expectativas violadas, lo que demuestra que los bebés razonan automáticamente por exclusión.

En conjunto, estos hallazgos ayudan a responder antiguos enigmas empíricos y filosóficos sobre el papel de la lógica en el desarrollo del conocimiento temprano, lo que sugiere que al aumentar la confianza en ciertas elecciones y al mismo tiempo excluir alternativas, la lógica proporciona el andamiaje para organizar el conocimiento sobre el mundo, el lenguaje, y objetos. Relaciones entre la lengua y el mundo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio