¿El zapato más antiguo del mundo? Un estudio encontró que las sandalias encontradas en la cueva de los murciélagos tienen miles de años

Las sandalias enterradas en una cueva de murciélagos en el sur de España pueden ser los zapatos más antiguos jamás descubiertos en Europa, dijeron esta semana científicos, estimando que podrían tener hasta 6.200 años.

Las cestas, herramientas y sandalias encontradas en el cementerio de pescadores del siglo XIX en la Cueva de los Murciélagos, o “Cueva de los Murciélagos”, cerca de la ciudad sureña de Granada, son mucho más antiguas de lo que se pensaba anteriormente, según un equipo de examen. Artículos mencionados en el artículo de Revista Progreso Científico miércoles.

El estudio ha utilizado hasta ahora la datación por radiocarbono en 76 objetos, incluidas cestas y 22 sandalias hechas de algodoncillo, un tipo de hierba utilizada en la artesanía en la Península Ibérica y el norte de África durante miles de años.

Los humanos antiguos trituraban la hierba para hacer cordeles con los que trenzar cestas, bolsos y sandalias. La hierba debía secarse durante 20 a 30 días antes de rehidratarse durante 24 horas para hacerla flexible, un proceso complejo que requería habilidades.

Se estima que sandalias similares encontradas en Armenia tienen 5.500 años de antigüedad, mientras que los zapatos usados ​​por Ötzi el Hombre de Hielo, un hombre prehistórico encontrado en Italia en 1991, se remontan a hace 5.300 años.

“La calidad y complejidad tecnológica de la cestería nos hace cuestionar las suposiciones simplistas que teníamos sobre las sociedades humanas antes de la llegada de la agricultura al sur de Europa”, dijo en un informe el líder del estudio Francisco Martínez Sevilla. Nuevo lanzamiento.

Martínez Sevilla, de la Universidad de Alcalá, España, añadió que la Cueva de los Murciélagos era un “sitio único en Europa para estudiar los materiales orgánicos de los pueblos prehistóricos”.

READ  Las fuerzas israelíes se encuentran a las puertas del principal hospital de Gaza con cientos de personas atrapadas La guerra entre Israel y Hamás
Se encontraron artefactos orgánicos neolíticos, incluidos martillos y sandalias, en la Cueva de los Murciélagos en Andalucía, sur de España.Universidad de Alcalá / A través del progreso científico

Las sandalias no tenían cordones, pero algunas tenían una sola trenza fijada en el medio que podía atarse alrededor del tobillo del usuario. Sandalias similares de períodos posteriores encontradas en toda Europa estaban hechas de otros materiales, no solo de hierba.

“Este grupo de sandalias representa, por tanto, la colección de calzado prehistórico más antigua y extensa, tanto de la Península Ibérica como de Europa, y no tiene parangón en otras latitudes”, señala el estudio.

Si bien algunas sandalias mostraban signos de desgaste, otras no estaban en uso y probablemente fueron hechas para los muertos, según el estudio.

La cueva alguna vez albergó bienes enterrados de una gran franja de la historia humana temprana, quizás de hace 9.500 años.

En el proyecto en curso trabajó un equipo de 20 expertos de diversas disciplinas, incluidos geólogos e historiadores.

La falta de humedad de la cueva y los constantes vientos refrescantes hacen que los objetos que se encuentran aquí sean las herramientas botánicas mejor conservadas del sur de Europa. Las mismas condiciones han dado lugar a un gran número de importantes descubrimientos arqueológicos en Oriente Medio, especialmente en las cuevas que rodean el Mar Muerto.

Los tesoros de la cueva de los murciélagos fueron descubiertos en el siglo XIX, pero el nuevo estudio es el primero en arrojar luz sobre su edad e importancia.

En el lugar se encontraron cerámicas, escamas de pedernal y cuarzo, una cabeza de hacha pulida, así como dientes de jabalí decorados y brazaletes de piedra, la mayoría de los cuales ahora se exhiben en museos de Madrid y Granada. Las dudas sobre la datación de los objetos persistieron hasta las primeras pruebas de datación por radiocarbono en la década de 1970.

READ  El secretario de Defensa de EE. UU., Lloyd Austin, le dijo a CNN que Rusia cometió “deslices” en la invasión de Ucrania.

Pero los científicos están más entusiasmados con los productos vegetales perecederos, como sandalias y cestas, que rara vez se encuentran en cualquier condición.

“El cultivo de material vegetal ofrece una visión única de la vida de las sociedades prehistóricas. La falta de preservación significa que los materiales perecederos no han sido considerados ampliamente durante la investigación arqueológica”, dijo el equipo de investigación en el artículo.

Descubrimientos muy importantes casi nunca han escapado al estudio.

Los mineros ingresaron a la Cueva de los Murciélagos en 1857, antes de encontrar varios cuerpos parcialmente momificados. Gran parte de las herramientas y cestas para plantas que se encontraban a su lado fueron quemadas y esparcidas por el lugar como resultado de la minería, mientras que el resto fue entregado a la gente del cercano pueblo de Albuñol.

Diez años después, el arqueólogo Manuel de Góngora y Martínez visitó la cueva y entrevistó a los mineros y aldeanos, preservando muchos de los objetos para las generaciones futuras. Sin embargo, la ubicación original de las herramientas se ha perdido para siempre, privando a los arqueólogos de un contexto crucial. No se recuperaron restos humanos.

“A pesar de la actividad minera, este conjunto representa una de las colecciones de cestas más antiguas y mejor conservadas del sur de Europa”, afirma el equipo de investigación en el artículo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio