Home > CINE Y SERIES > SERIE: EL TIEMPO ENTRE COSTURAS

SERIE: EL TIEMPO ENTRE COSTURAS

Siempre sostengo que la realidad supera la ficción. La muerte del fiscal Alberto Nisman es un claro ejemplo. Un crimen de estado, conflictos internos entre diferentes sectores de la secretaría de inteligencia, espías, traiciones, oportunismo político, etc. Inevitablemente la sensación de ser tan chiquitos en el mundo nos invade.

Con la serie “El tiempo entre costuras” nos sumergimos en ese mundo, pero desde el punto de vista de las mujeres, la moda y el amor. ¿Una combinación rara no?

 

Sira Quiroga (Adriana Ugarte) es una humilde joven española que trabaja junto a su madre en un taller de costura. Al conocer a Ramiro, rompe el compromiso con su novio, aquel que su mamá consideraba iba a brindarle seguridad y un futuro mejor que el de las telas y las máquinas de coser. Sin embargo, loca de amor, Sira abandona todo por Ramiro, incluso a su madre y huye con él a Marruecos, justo antes que estalle la Guerra Civil en su querida España. Hasta acá la típica historia de amor a la que Walt Disney nos (mal) acostumbró. Pero en “El tiempo entre costuras” nuestra hermosa heroína termina convirtiéndose en un agente secreto para los servicios de inteligencia ingleses.
Y entonces, Sira inaugura su propio taller de costura, en parte como una fachada, en parte porque es una apasionada por el mundo de la moda. Así la aclaman personajes de la alta sociedad de Europa que existieron en la vida real. Se hace amiga de una asidua clienta, Rosalinda Fox, una hermosa inglesa, amante del político y militar español Beigbeder. Y ellos la van conectando con más personas, con más historias, con más vestidos, trajes, peinados, viajes y, como no podía faltar, una GRAN GRAN historia de amor.

Esta miniserie, inspirada en la novela de María Dueñas, fue éxito rotundo en la televisión española. Y claro que sí. “El tiempo entre costuras” es un viaje de época. Dura apenas una temporada y se queda corta. Te la recomiendo porque la vi.

 

Facebook Comments