Lunes, Mayo 29, 2017
Home > MANO A MANO > La autogestión como método de trabajo

La autogestión como método de trabajo

Un espacio para aquellos que anhelan seguir conquistando sueños. Charla con el actor Marcelo Vilaro.

 

Un buen secreto

Tuve el placer de entrenar todo el año pasado con Javier Daulte después de pasar los filtros necesarios porque selecciona bastante la gente que reúne en sus grupos. Uno se encuentra entrenando con actores que vienen hace bastante tiempo y que ya han trabajado. Trabaja mucho con el entrenamiento emocional. Y siempre dice que en general el actor apunta en llegar, por ejemplo, a los grandes directores. Y el secreto está en lo trasversal. Lo que hay que hacer es unirse trasversalmente con colegas y hacer la fuerza desde ahí. Juntarse, ir a ver teatro, que te recomienden obras, armar proyectos, recomendarse gente y armarse como un colchón, como una fuerza que empuje hacia arriba, es muy inteligente el planteo. Es como un colchón que nos fortalece en realidad a todos.

En cuanto a la formación

Empecé con Julio chaves hace años cuando no era conocido como actor, también me formé con Agustín Alezzo, con Ricardo Bartis, con Mariana Briski también tuve el placer de entrenar comicidad, una divina. Yo doy en general para personajes más serios pero tengo una veta cómica interesante. También en la escuela de Alezzo estuve con Lizardo Laphitz, que ahora tiene su propia escuela. Admiro cuando el director te descubre cuál es tu punto flojo, a donde tenes que apuntar. Todos tenemos un punto flojo. No pasa por ser mejor o peor actor, siempre hay un punto débil donde trabajar. Estaba en el medio de una escena, y Lizardo me pedía que lo hiciera de vuelta. En un momento me sento y me dijo “¿Cómo fue?” titubee… “mira vos sos un actor efectivo, yo te doy el papel que quiera y sé que vos lo haces bien, pero vos sabes que te estoy pidiendo, no que lo hagas bien, salí de las formas… vos sabes que tenes que entrar en otro lado” lo emocional.  “Cuando vos te metes y te encarnas en lo que tenes que hacer adquirís una presencia escénica que brillas, es como que entras y  decís acá estoy”. Me quedo marcadísimo eso que me dijo, y luego de unos años Javier (Daulte) me lo volvió a resaltar, me dijo algo muy parecido. Tiene que ver con ese trabajo emocional, cuando vos te paras ahí no sos un envase vacío, sos una cosa cargada, es decir: acá estoy. Es una anécdota, un recuerdo, una enseñanza, que agradezco mucho y que siempre recuerdo. Y también tiene que ver con la repetición. Cuando uno hace una obra de teatro, cada vez hacer, repetir el proceso mismo, entrar, cargarte devuelta el personaje, meterte emocionalmente, no hacerlo por hacer. Yo creo que hay que transmitir y la única manera es que eso primero te pase a vos.

La audición, el casting

Difiere mucho el tipo de casting y para qué. El de publicidad es efímero. Mucho no sabes, no estas informado. Trabajo mucho el aquí y ahora, esa cosa inmediata. Ejemplo: te encontras con el amor de tu vida en la puerta del subte. Publicidad es eso. Cuando dicen acción es como tirar toda la carne al asador. Es formación y entrenamiento. Si puedo saber algo mejor, si hay tiempo antes me relajo, elongo un poco y luego me meto. Presto atención y me mentalizo en eso. Teatro es curioso, porque te tienen que ver ensayando, tal vez das bien el fisic du rol que es lo primero, pero en el ensayo se conocen el actor y el director, se sorprenden ambos o no. Es probarse siempre. Cuando tengo participaciones en tele generalmente el guion lo tenes antes. Es tan inmediato lo que hay que hacer, pero siempre trato de diferenciarme, trato de agregar alguna cosa por mi cuenta. Me mando en algo como para que digan “ah mira” Siempre respetando el texto. Es difícil desarrollar un personaje en tv cuando no tenes continuidad. Me paso de tenerla con un personaje muy interesante que hice para POLKA. La tele es ya, no hay ensayo, se corre con el tiempo.

Actuar toda la vida

Como respuesta más general diría que para toda la vida no existe nada. Estoy empezando a leer cosas de budismo que hablan de la impermanencia. Esta bueno aferrarse a eso.  Recién llegado de vacaciones te puedo decir que estoy como en blanco en cuanto a proyectos. Hoy no tengo nada. Es la primera vez que vuelvo de vacaciones y no tengo nada, y está bueno. Soy muy feliz cuando actuo, soy muy feliz en lo que hago. Es algo que descubrí de grande.

Arte

Veo mucho cine y teatro. Soy de emocionarme y me gusta mucho la ceremonia del teatro. Disfruto mucho ir a ver teatro, encontrarme con colegas, compartir esas experiencias que tiene que ver más con el off. Con cargarse la escenografía, llevar gente, esa entrega que hay sobre el escenario, disfruto mucho todo eso.

Último libro

“El libro tibetano de la vida y la muerte” de Sogyal Rimpoche con el prólogo del Dalai Lama. No me hice budista, pero me resulta muy interesante el planteo. Es de mucha ayuda. La impermanencia, el aquí y ahora. En general los actores somos muy ansiosos muy sensibles. Uno espera siempre la gran oportunidad, y son todas grandes oportunidades. Nada es permanente en esta profesión como en la vida

Ultima película

“Animales nocturnos” de Tom Ford, me pareció excelente.

Algo para agregar sobre vos

Que se mantenga esta llama que me apasiona de hacer, de sostener y de persistir. Somos una de esas profesiones que más no recibimos todo el tiempo, son diez no contra tal vez un si. Peo a pesar de eso cada vez que voy a un casting voy preparado, lo mejor lookeado, con la mejor predisposición, a veces hay que esperar dos horas y tal vez no te llamen más. Otra cosa importante es siempre volver a entrenar. Volver al laboratorio. Volver a la mirada de un director que te indica donde está tu fuerte y cual hay que fortalecer. Eso te ayuda a sostener. Son miradas muy fuertes. Encontrarse en donde uno puede ser diferente, puede ser en la gestualidad, en la forma de transmitir la emoción, en lo que sea.

 

 

Facebook Comments