Home > EL KIOSKITO DE LOS FAMOSOS > De Floricienta superstar a vendedora de ropa para niños

De Floricienta superstar a vendedora de ropa para niños

El 2014 vino con cambios para Florencia Bertotti (@florbertottiok). Atrás quedaron los días exitosos de Floricienta. Los días en que miles de niños gritaban su nombre, y la vorágine de largas jornadas de grabación, teatro y ensayos.

Si bien la actriz nos sigue sorprendiendo con su encantador papel en “Guapas”, la tira de Canal 13; Flor pensó que con eso sólo no le alcanzaba para cumplir sus metas personales.

A los 30, se mudó del centro a San Isidro, acompañada por el amor de su vida, Federico Amador, con quien convive desde hace tres años y medio; mientras disfruta de criar a Romeo, el hijo que tuvo con Guido Kaczka, y encara Pancha Buenos Aires, moda para chicos (@Pancha_BA).

“Pancha” es la marca de ropa infantil de Florencia, que ya cuenta con su primer local al público, en San Isidro, en la calle Segundo Fernandez 1219, al lado del Carrefour y en la intersección de la calle Tomkinson.

Su suegra Mercedes, quien tiene una fábrica de zapatos hace más de quince años, “Meche,” es quien la guía en el emprendimiento. Quienes la conocen a Flor dicen que es muy expeditiva y empuja las cosas hasta el final. Con “Pancha” empezó de cero, armó el logo, buscó un local cerca de su casa y lo inauguró cuando sentía que tenía todo listo.

Flor dice que siempre le gustó la ropa, y sobre todo vestir a los niños con looks bien cancheros. Pero cuando fue mamá de Romeo, se dió cuenta de lo que verdaderamente quería dedicarse. Empezó de a poco, primero lanzó una línea súper divertida de pijamas, y luego siguió con el resto. Si bien sabe que aún tiene mucho por crecer en el mundo de los negocios, está muy contenta con su nueva vida, y se sienta plena.

Fue una decisión que sorprendió a muchos y con la que ella se siente súper cómoda, como se lo confesó a ¡Hola! Argentina en una de las pocas notas que brindó en estos últimos años: “Sentía miedo de no encontrar otra cosa que me gustara, además de la actuación. Pero hay que correr los riesgos, más cuando tenés 30 años…entonces surgió la idea de fundar Pancha…”.

“…Puse la cabeza en otro lado, hay momentos en que quiero pasar más tiempo en mi casa, con mi hijo y dedicarme más a la familia. Creo que hay que ser auténtico con lo que uno quiere”, concluyó Flor hablando de “Pancha” su cable a tierra.

Dato de color: el local “Pancha” es chiquito y bien coqueto como Flor siempre lo soñó. Quienes vayan a visitarlo no esperen grandes lujos ni una tienda departamental, típica de los grandes shoppings. Los clientes se alegran de ver como ella misma es quien vende la ropa y asesora a las madres a vestir a sus hijos bien cancheros. Y nos deja a todos pensando… que mientras miles de personas se mueren por tener su fama, ella busca una vida más tranquila y volver a los orígenes.

Facebook Comments
Verónica Cohen
Verónica Cohen
Comunicadora Social, especialista en e-commerce, SEO y marketing online .
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com